Nos anticipamos al invierno: ¿Qué se puede comer en esta estación?

 

Bienvenidos a mis columnas sobre alimentación saludable, a lo largo del año iremos trayendo información que puede serle útil para llevar una vida sana, acompañando sus actividades con una alimentación correcta.

Comenzamos a palpitar los primeros fríos en nuestra ciudad de San Rafael. Surgen comidas típicas de días con lluvias: tortafritas, chocolate caliente, churros, migas para el almuerzo, entre otros. Y por supuesto, comenzamos a cuestionarnos: ¿Qué vamos a hacer en el invierno con nuestro peso? 
Acá algunas ideas a tener en cuenta.
 

Nos adelantamos al invierno para que comiences a cuidar tu cuerpo y salud:

  • Comamos frutas y verduras de estación: en cada estación existen diversas frutas y verduras, y esto, tiene un porqué. La idea de que en invierno consumamos  por ejemplo: naranja, mandarina, pomelo, brócoli, etc ; es debido al alto contenido en vitamina C. Este micronutriente, que necesitamos en pequeñas cantidades, nos va a fortalecer nuestras defensas para que, en las épocas de frío, evitemos los resfríos y gripes.
  • La maravillosa función de las proteínas: las proteínas no solo sirven para construir nuestro tejido, sino que, además, en el invierno, tienen la capacidad de mantener nuestro cuerpo cálido. Te aconsejo que elijas: carne magra (con poca grasa) y huevo. (si sos de los que más se cuidan te cuento que podes excluir la parte amarilla del huevo -yema- , e incorporar sólo la parte blanca, llamada clara –rica en proteínas).
  • Los hidratos de carbono, presentes en el invierno: por supuesto que no vamos a dejar de comer las ricas pastas de los domingos. Lo que si podemos realizar, para controlar nuestro peso, son algunos reemplazos. Por ejemplo: consumir  pan de salvado, arroz integral, galletas de salvado. Lo bueno de estos alimentos es que, mantienen el nivel de energía durante más tiempo, un factor que necesitamos con la llegada del invierno. Evitemos de igual manera, alimentos no necesarios, como: azúcar de mesa, bebidas azucaradas (gaseosas y juegos), mate con alto contenido en azúcar.
  • Las infusiones: aquellas como por ejemplo chocolate caliente, capuchino las podemos consumir, pero no todos los días. Recordemos el concepto de “alimentación variada”. O bien podemos reemplazarlo por algunas opciones industrializadas, light.
  • Hablando de porciones…si, por supuesto que si estas con un plan alimentario vamos a seguir cuidando las cantidades de alimentos. Cambiará la selección de los mismos, debido a que no es lo mismo lo que comemos en verano que lo que elegimos en invierno.
  • Mantenerse hidratado y realizar actividad física siempre es fundamental: hay que ganarle a la pachorra del invierno, que nos vuelve siempre más sedentarios y comenzar a mover un poco más el cuerpo. Proponete este invierno realizar alguna práctica deportiva que te guste o bien, no utilices demasiado el auto y realizá cosas a pie. Todo se puede

¡A comenzar! 

Por: María Florencia Rodriguez. Lic. en Nutrición. Mat: 1226.

Mail: mariaflorenciarodriguez02@gmail.com

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar