¿Qué es una caja de ahorro? ¿Sirve para mi emprendimiento?

 

En los tiempos que corren, tener una cuenta en un banco es importante para administrar tu dinero, recibirlo (hoy cada vez más clientes están “bancarizados” y quieren pagar con medios electrónicos), mantenerlo en un lugar seguro, pagar cuentas (¡sin hacer colas!) y, por qué no, ganar algunos intereses.

Existen distintos tipos de cuentas en entidades bancarias, siendo las usuales la caja de ahorro y  la cuenta corriente. Es habitual también oír de “plazos fijos”. Pero… ¿qué son estas cosas? ¿cómo funcionan? A lo largo de una serie de entregas, hablaremos de estas tres formas de comenzar nuestra relación con un banco.

Hoy iniciamos con la caja de ahorro, rescatando algunos de los conceptos más importantes sobre ella que el Banco Central de la República Argentina, nos entrega en la página del portal del cliente bancario.

Podrás ser titular de una caja de ahorro, vos como persona física, en la medida que seas mayor de edad. Si tu emprendimiento es una persona jurídica, no puede ser titular de ella, en ese caso, sí tienes permitido abrir una llamada cuenta corriente especial (los movimientos que puedes realizar a través de ella son prácticamente los que se admiten en la utilización de una cuenta corriente bancaria, que veremos en otro artículo). Importante, esa cuenta especial no llega a ser una cuenta corriente, ya  que no tiene la posibilidad del uso de cheques, ni de presentar saldo deudor (el tan temido saldo negativo).

Podés abrir una caja de ahorro en pesos, en dólares, o en alguna otra moneda extranjera si media una autorización del Banco Central. Una vez que la has abierto, estás en condiciones de comenzar a realizar depósitos o retiros de fondos. En cuanto a los depósitos, pueden ser por ventanilla (el banco te dará como constancia una boleta de depósito sellada) o por cajero automático (la constancia te la dará mecánicamente). En cuanto a los  retiros de fondos, podrás hacerlos en el momento que lo decidas o necesites, limitados éstos al saldo disponible que tengas en ella (se puede retirar por las líneas de caja o por cajero automático usando la tarjeta de débito, la que puedes utilizar también para realizar pagos electrónicos).

Es importante señalar que el Banco Central ha reglamentado la gratuidad de todas las cajas de ahorro en pesos, incluyendo el uso de su correspondiente tarjeta de débito, buscando con ésto un principio de bancarización de la economía.

Los depósitos en caja de ahorros generan intereses, aunque muy bajos porque el sentido de esta cuenta es el de ser un lugar para “tener guardado el dinero” pero estando disponible cuando se desee (en cualquier momento). Los intereses se liquidan por períodos vencidos no inferiores a 30 días y se acreditan en la cuenta en las fechas convenidas (no esperes “ganar” dinero con ésto… ¡realmente son muy bajos!).

Una pregunta frecuente es ¿puedo depositar cheques en este tipo de cuentas? Al respecto, el Banco Central establece: “…antes de dar curso al depósito de cheques en la caja de ahorro, los bancos pueden considerar, si no tienen suficientes referencias sobre el cliente, por ejemplo, la antigüedad de la cuenta, su movimiento u otro recaudo que la práctica haga aconsejable…”.  Es conveniente entonces que preguntes antes en tu banco, si el depósito de un cheque en tu caja de ahorro implicará  costos adicionales propios del banco (más allá de los impuestos vigentes).

Como verás, una caja de ahorros es un buen instrumento para tener el dinero a salvo de la inseguridad. Te permitirá también ganar clientes (les puedes ofrecer así una opción más de pago… pensá en los clientes lejanos…). Podrás también ahorrar tiempo (adhiriendo servicios públicos e impuestos a un débito directo, operando por un home banking y/o telefónicamente) y dinero (tendrás devoluciones de IVA por las compras que realices con la tarjeta de débito). ¿Ya la estás usando? ¿Qué experiencias has tenido?

Diego Hernán Pagliano

39 años, Contador Público Nacional, Licenciado en Administración y Profesor de Grado Universitario en Ciencias Económicas. Docente de la Universidad Nacional de Cuyo. Capacitador y papá. Acá vas a encontrar una visión actual del mundo de los emprendimientos, en tu idioma.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar