Emprender… usando la paleta de colores

 

La psicología del color es un campo que analiza los efectos del color en la percepción de las personas y en la conducta que las mismas adoptan. ¡Atención! Aún es una ciencia “inmadura” en la línea de la psicología actual, pero en los últimos tiempos, con la aparición del neuromarketing, ha alcanzado gran difusión y es un elemento más a tener en cuenta a la hora de diseñar tu emprendimiento.

Teniendo en cuenta que las sensaciones o efectos que produce un color determinado pueden variar dependiendo, entre otros factores, de diferencias culturales (no es lo mismo el significado del color rojo en oriente, que en occidente, por ejemplo), intentaré dejarte algunas sugerencias prácticas para que las tengas en cuenta a la hora de diseñar productos, packaging, ambientaciones, stand, logotipos y todo aquello que hable de tu emprendimiento.

Amarillo: es un color optimista, jovial. Un gran aliado para capturar la atención o hacer que el consumidor lleve la vista hacia un lugar determinado. ¿Participás en ferias y tenés un stand? El amarillo te va a ayudar para orientar la vista hacia un lugar determinado. ¡Guiá la mirada del consumidor!

Rojo: ¡energía pura! Genera una sensación de urgencia útil para las ofertas y liquidaciones (el famoso ¡ahora o nunca!). Ideal para letreros de ¡lleve ya!, ¡oferta! y similares. Es un color relacionado también con las emociones. Si tu emprendimiento quiere transmitir ese concepto, éste es el color ideal. También se lo relaciona con sensaciones de elegancia y alto precio.

Azul: ¿necesitás brindar impresiones de confianza y seguridad? Acá está tu color. El azul brinda también profesionalidad y credibilidad.

Verde: estrictamente relacionado con la riqueza, el crecimiento y la prosperidad. Asimismo, genera  sensaciones de “relax” al cliente, dentro de un comercio.  Evoca también naturaleza, salud, equilibrio y armonía.

Naranja: esté color está diciendo “mi producto es amigable”. También suele atraer a compradores compulsivos, ya que “apura” acciones, como: ¡comprá!, ¡suscribite! y similares. Brinda también  sociabilidad, diversión y amistad.

Rosa: ¿alguien puede dudar que el color asociado al romanticismo y a la feminidad? Si tu target son mujeres y chicas jóvenes, deberías tenerlo muy en cuenta. También lo es si tu emprendimiento está relacionado con la delicadeza y la nostalgia.

Negro: Acá te propongo un ejercicio… ¿qué productos conocés que tengan predominancia de este color? Seguramente se te vengan a la memoria, mayoritariamente, objetos relacionados con el lujo, la elegancia y el poder. Muy relacionado también con los conceptos de estilo, fuerza y misterio. ¡Sí!, éste es el color para darle esa impronta a tu emprendimiento. Si lo vas a elegir, tené en cuenta también que, se lo suele relacionar con depresiones, muertes y amenazas. Un gran desafío tiene el uso de este color, deberás lograr que predominen las improntas positivas por sobre las negativas.

Lila: alivio, calma, creatividad. Dejá esas huellas con este color.

Blanco: transmite sensaciones de pureza, inocencia, silencio, pulcritud y claridad. Nada mejor que acudir a él si tu emprendimiento está relacionado con esas cualidades.

El color es un elemento cada vez más tenido en cuenta, por lo tanto hay que aprovechar lo que sabemos sobre él. No existen emprendimientos incoloros, mucho menos emprendedores desteñidos o decolorados, por lo que… ¡tené muy en cuenta la psicología del color!

Diego Hernán Pagliano

39 años, Contador Público Nacional, Licenciado en Administración y Profesor de Grado Universitario en Ciencias Económicas. Docente de la Universidad Nacional de Cuyo. Capacitador y papá. Acá vas a encontrar una visión actual del mundo de los emprendimientos, en tu idioma.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar