El producto que vendés no sirve

 

Seguramente en este momento me estás diciendo: ¿Qué? ¿Cómo que mi producto no sirve? Perdón, el título exagera… un poco. El título correcto sería algo así como decir que, el producto que estás vendiendo te sirve hoy, pero no te va a servir mañana.

Los tiempos corren (¡vuelan!), los consumidores innovan en gustos y exigencias, los competidores copian cada vez más rápidamente y las tendencias cambian. Sí, las tendencias cambian, y hoy vamos a hablar de eso.

Para poner un ejemplo práctico, te hago una pregunta: ¿cómo lavaban la ropa varios años atrás? Creo que con pensar en tus abuelos alcanza la línea de tiempo: probablemente la respuesta sea “con una tabla de madera para lavar la ropa y un jabón grande, sólido y blanco” ¿Alguien puede pensar hoy en desarrollar un emprendimiento de elaboración de tablas para lavar ropa? Es improbable, ¿cierto? ¿Qué pasó? Cambió la tendencia.

Existen numerosas firmas que analizan tendencias. Hoy te acerco los puntos más importantes de un análisis que realizó Euromonitor Internacional a miles de consumidores y que creo firmemente que resume “lo que se viene”. ¿Cuándo van a llegar esas tendencias a nuestra región? No lo sé, pero van a llegar (¡o van a tomar más fuerza, porque algunas ya están!) y tenés que estar preparado y adaptar tu producto:

Compradores agnósticos: el consumidor ya no “se casa” con ninguna marca. Busca valor y novedad sin tener fidelidad a las marcas, como antes. Así como te elige, te puede dejar, por eso, orientá tus productos a estas dos palabras: dar valor agregado y novedades.

Compra de tiempo: el consumidor empieza a tener placer por el tiempo libre, y no por los bienes o servicios que adquiere. Orientá tu emprendimiento a “entregarle tiempo libre al consumidor, a hacerlo ahorrar tiempo”. Lo valora, y mucho.

Cambios en la tercera edad: la “nueva” tercera edad ya no es la misma que antes. Una persona “mayor” de ahora, es muy distinta a nuestros abuelos: quizás sigue trabajando, tiene hobbies, realiza actividad física y hasta viaja y consume bienes culturales. A eso le sumamos que son un porcentaje muy amplio de la población… ¿entonces qué esperás para hacer una adaptación de tu producto para ese mercado?

Incremento de la responsabilidad social: los consumidores están viendo a su consumo, como a una vía para cambiar el mundo, por lo tanto, buscan que los productos que adquieran provengan de empresas con valores. Te pregunto… ¿tu emprendimiento es socialmente responsable?

Búsqueda de control: los consumidores que se vienen, quieren tener control, seguridad. Será un bien cada vez más demandado, basta con ver el gran crecimiento que han tenido los emprendimientos de cámaras de seguridad para los hogares, los productos de protección solar, los purificadores de aire y de agua, los servicios de seguridad, y similares.

Hiperconectividad: los consumidores actuales “viven” en un mundo digital. Con un simple “click” acceden a miles de productos. Hemos hablado varias veces de esto… ¿tu emprendimiento está en el mundo digital? ¿Te van a encontrar?

Consumidores “singles”: se ha potenciado una franja interesante de consumidores, los consumidores singles. Son creativos y urbanos, alternan entre el lujo y lo hippie. Con una edad que va desde los 20 a los 30 años, sin hijos, y con un doble ingreso (el de la pareja) son un segmento más que interesante para abarcar.

Experiencias, no cosas: los nuevos consumidores no quieren comprar “cosas”, quieren comprar “experiencias”. Buscan mejoras de ánimo, bienestar mental, buscan momentos que cambien sus vidas. ¿Vos se los estás dando?

Alimentos verdes: con un concepto de “verde” mucho más amplio que el de hace unos años. “Verde” ya no es solamente “light”, es: socialmente responsable, familiar, orgánico, puro y multicultural.

Ahora ya lo sabés. Acordate: si no vas introduciendo a tu emprendimiento cambios que lo adapten a los nuevos tiempos, tenés riesgo de extinción.

Evolucionar o morir, ¿te acordás de esos animalitos prehistóricos que habitaban al tierra? ¿Cómo se llamaban? ¡Ah sí, dinosaurios! (y bueno… ya sabemos cómo terminaron…)

 

Diego Hernán Pagliano

39 años, Contador Público Nacional, Licenciado en Administración y Profesor de Grado Universitario en Ciencias Económicas. Docente de la Universidad Nacional de Cuyo. Capacitador y papá. Acá vas a encontrar una visión actual del mundo de los emprendimientos, en tu idioma.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar