Seres Sustentables - Día Mundial del Agua

 

San Rafael, marzo de 2016. Caminando por las veredas se pueden analizar numerosos factores que nos hagan pensar en la sustentabilidad, sacar algunas conclusiones acerca del estilo de vida que llevamos, y hacia dónde se dirige nuestra sociedad respecto de su medio ambiente.

¿Somos los sanrafaelinos una sociedad sustentable?, ¿alcanzamos a comprender a ciencia cierta el impacto que tenemos hoy para con el día de mañana, para con el suelo de nuestros hijos y nietos?

Detengámonos a pensar dos segundos: ¿cuántos de nosotros realizamos recolección diferenciada de residuos en nuestras casas?, ¿cuántos lavamos el auto con uno o dos baldes de agua y cuántos con la infinita manguera?, ¿cuántos de nosotros decidimos movernos a pie o en bicicleta cuando tenemos tiempo de llegar a destino, y así no ir solos en un vehículo quemando combustible? Son sólo tres preguntas sencillas, pero que nos plantea un juicio de moral.  Tenemos una bella ciudad, un oasis en el desierto. Para darnos una magnitud de esa frase, basta con conocer un dato: praáticamente la totalidad de la población de la provincia está alojada en un 4,8% de su territorio: los oasis irrigados dentro del clima desértico en que vivimos.

Volvamos al inicio: Sustentabilidad. Este concepto es realizable siempre y cuando todos los habitantes de la sociedad sean sustentables. Reducir el volumen de residuos que llegan a disposición final es únicamente realizable en la medida de que cada individuo busque reducir su propio volumen de residuos. Reducir el consumo de servicios (electricidad, agua, gas natural, combustibles) es posible en la medida de que cada uno de nosotros sea consciente de la limitación de los mismos y la responsabilidad que tenemos en la disponibilidad futura de ellos.

Cerremos esa canilla que gotea, hagámosla arreglar. Reparemos la bicicleta y considerémosla a la hora de elegir un medio de movilidad. Bañémonos en menos tiempo, se puede meditar y recapacitar a la sombra de un árbol de la misma manera que bajo la ducha. Desenchufemos el cargador del celular cuando no lo usamos, apaguemos las luces al salir de una habitación. Leamos acerca de lo que compramos, colaboremos con la comercialización de productos que sean responsables con el medio ambiente. Separemos los materiales reciclables de los residuos, respetemos el día y horario de  recolección cuando pensemos en sacarlos a la calle. Todas estas acciones, más allá del beneficio ambiental que conllevan, nos harán mejores personas, solidarias con el prójimo actual, y también con el futuro.

 

Bienvenidos a esta pequeña columna, donde iremos desarrollando aspectos y cuestionamientos ambientales de nuestra sociedad. Es necesario conocer nuestras inquietudes, y para eso pedimos que envíes tus consultas ambientales, para que juntos vayamos encontrando las respuestas y abriendo nuestro conocimiento.

 

                                                                                      GONZALO MARTÍNEZ GJUKAN
                                                                                        LIC. EN GESTIÓN AMBIENTAL

Gonzalo Martínez Gjukan

Soy licenciado en Gestión Ambiental, egresado de la Universidad de Congreso. Creo en el medio ambiente como una parte elemental de cada ser humano: somos el medio ambiente, él se refleja a través de nuestro cuerpo e impacta en nuestra salud y estilo de vida. Tenemos la capacidad de hacer de éste, un mundo cada día mejor. No perdamos esa oportunidad diaria.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar