Para leer, ver y escuchar: `Rombos con citerre´, de Santiago Clément

 

Nos asomamos a un extraño sitio, donde los alimentos son rombos preparados con citerre, cuadrados y líneas al vapor. Un bello mundo iluminado por el gran roden y poblado por habitantes de diversos poetres. Un relato fantástico que nos muestra que la infancia es igual de bella e inocente en todos los rincones del universo. Cuento fantástico de Santiago Clément, con banda sonora de Francisco Olivera.


 

 

A la tía Nicorine le encantan los triángulos. Ella grazona estrepitosamente cada vez que papá le dice que tenemos triángulos. Grazona con su velope rollizo mientras le entrega a mi padre dos cuadrados. Porque es siempre así, a la tía Nicorine le encantan los triángulos pero ella invariablemente trae cuadrados; siempre; nunca de los jamases la tía Nicorine trajo otra cosa que cuadrados. Luego se va con mamá a los vapores y preparan líneas y puntos para tizar los triángulos y cuadrados, y cortan redondeles. A mí en cambio me gustan los rombos. Es muy raro que los haya, pero yo mismo a veces encuentro alguno y lo llevo a nuestra ampasta. No es fácil hallarlos y nadie los vende, pues se arburran muy rápido. Pero a veces me floseo temprano, salgo a dar algunas vueltas por el trimete y busco cuidadosamente timeando por todas partes; subo, bajo, me meto detrás de los urios, levanto las micas, raspo las rafas, y hurgo con mis tines esperando percibir el blandor tierno de un rombo. Muchas veces vuelvo a la ampasta con las tines vacías; y mi madre me consuela diciendo que preparará uno de los cuadrados de la tía Nicorine como a mí me gustan, sin líneas ni puntos, sin cortar, sin tizar; sólo envueltos en vapor, para que pueda sentir el simplaste que a mí me agrada. Y eso me pone al menos un poco feliz. Pero otras veces encuentro el blandor tierno de unos rombos detrás de un urio grande, o al raspar una rafa gorda; y entonces vuelvo a la ampasta flotando de alegría; aliándole a mi madre, que me recibe con un apretón fuerte. La acompaño a los vapores y la ayudo a preparar los rombos que, aunque es fácil, hay que saber hacerlo. A mí como me gustan tanto ya me sale de memoria; les tomo una punta, los faceo, les envuelvo un lado con vapor, y los dejamos algunos temporales en citerre. La tía Nicorine y su hijito zonzo odian el simplaste del citerre, y eso a mí me da muchísima risa. Toman los morzos de triángulos con su horrendo velope mientras me hurgan con desprecio, y yo me flameo alegre tomando un rombo tras otro, mientras mi madre me endereza timeándome con su filea cómplice. Al final el tiempo rima, y en las tremas quedan apenas algunos puntos enredados de líneas y algún que otro morzo de cuadrado de la tía Nicorine, todo tizado con utriana, como a ella le gustan (horrendos). Papá conversa de fluidos y toxinas con el viejo Erdone (un primo de otro poetre, uno que queda en una estrella cercana, a apenas medio año luz de aquí), y yo, aburrido, le pregunto a mamá si ya puedo flotar. Ella me timea con dulzura y me deja ir. Yo salgo contento de la ampasta aliando alguna fórmula de uso y corro a buscar algún amigo del trimete, mientras en lo alto de los humos el roden, majestuoso, brilla con sus fuegos entibiándolo todo; los urios brotan nuevos cuadrados, en los aires vuelan alegres los vertes con sus redondeles, y yo floto feliz con mis velopes llenos de rombos con citerre.

Fin

 

Glosario:

Ampasta: Site encontrado para vinecios

Arburra: que bistarra

Citerre: un tipo de ticiena utilizado para envolturas o blistas

Facear: eblovar con los tines cuidadosamente, utilizado mayormente para vapores.

Filea: tétrada de filos situados sobre el velope.

Flosear: destarse, o bien sinperse.

Grazonar: grezar con los vertes

Morzo: plareto de un todo

Petre: cuerpo sinsio que orbita un cuerpo mayor.

Roden: gran sinsio candente.

Simplaste: siemple evertido por diferentes elementos o sustancias

Trimete: conjunto de ampastas

Timear: filear con los filtes, pero atentamente.

Tines: lucios adheridos al vinece; usualmente dos.

Urio: tipo de curistio muy común en Trimetes vineciados

Utriana: adición de utrinas fusitas para vapores ardidos.

Verte: ltiesios sin diste, algunos mentes y unos pocos fluentes.

Velope: vecio de arriba

 

 

Por Santigo Clément // Banda sonora:  Francisco Olivera // Imagen de portada: Santiago Clément 


 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar