Tendinitis de Hombro

 

El hombro está formado por 2 huesos (húmero, escápula), 2 articulaciones (glenohumeral (entre el humero y la escapula), y acromio clavicular (entre la clavícula y el acromion,) y 2 articulaciones funcionales. Es una articulación muy móvil y muy inestable, propensa a luxarse (a salirse) y a sufrir lesiones por sobreuso. Al ser inestable, hay elementos que le brindan estabilización estática y dinámica. La estabilización estática está formada por las articulaciones y ligamentos. La estabilización dinámica incluye a los músculos del manguito rotador. El manguito rotador consta de 4 músculos que controlan 3 movimientos básicos, abducción (alejar el brazo del cuerpo), rotación interna, y rotación externa.

Uno de estos, el Supraespinoso comúnmente choca contra el acromion (hueso del omóplato) ya que pasa entre este y la cabeza del humero (hueso del brazo), esta fricción es reducida por una “bolsa” que esta entre el tendón y el acromion, a veces con el sobreuso, la  inflamación de esta “bolsa” puede ser una causa de este problema.

El cuadro clínico que describiría a este tipo de lesión se incluye dentro de lo que se llama síndrome de pinzamiento subacromial ("impingement" en inglés) seria asi como un pellizco mecánico del tendón del supraespinoso entre la cabeza humeral y el acromion.

Las causas de la tendinitis del supraespinoso es multi-factorial. Los factores extrínsecos se separan en pinzamiento primario, que es el resultado de un aumento en la carga, y el pinzamiento secundario, que es el resultado de la sobrecarga y el desequilibrio muscular del manguito de los rotadores.

Impingement Primario (Pinzamiento Primario)

  • Aumento de carga.
  • Engrosamiento y fibrosis de la bolsa subacromial
  • Micro traumatismos directos o repetitivos
  • Actividades por encima de la cabeza en exceso (sea deportista o no deportista)

Impingement secundario (pinzamiento Secundario)

  • Sobrecarga del manguito de los rotadores o desequilibrio
  • Sobrecarga muscular o excéntricas.
  • Laxitud o inestabilidad de la articulación
  • Desequilibrio muscular

Predisposición:

  • Menores de 40 años: por lo general se debe a una articulación inestable.
  • Mayores de 40 años: Habría que ver la posibilidad de síndrome de compresión o tendinitis del manguito rotador además de tener en cuenta las enfermedades articulares degenerativas.
  • Se suele presentar en trabajadores y  personas con trabajos que requieren actividad repetitiva por encima de la cabeza.
  • En deportistas (por ejemplo, los nadadores, los que participan en deportes de lanzamiento, los jugadores de tenis, los jugadores de voleibol, Crossfit)

Síntomas:

  • Dolor que a veces se siente en la parte lateral, superior y anterior del hombro.
  • Dolor leve que está presente con la actividad y también en reposo
  • Dolor súbito con movimientos de levantar pesos y extensión
  • Dolor durante la noche
  • Pérdida de la fortaleza y el movimiento
  • Dificultad para realizar actividades que ponen al brazo detrás de la espalda, como abotonarse o subirse un cierre

Examen Físico:

Cuando el paciente viene al consultorio lo primero que tenemos que hacer es preguntar cuando aparecen los síntomas (por ejemplo, durante el sueño o en distintas posiciones para dormir, por la noche, con la actividad, tipos de actividades, en reposo)

  • Calidad de dolor (agudo, sordo, radiante, palpitante, constante, intermitente, ocasional)
  • La intensidad del dolor (es decir, en una escala de 1-10, siendo 10 el peor)
  • Factores de alivio (cambio de posición, los medicamentos, el descanso)
  • Los factores agravantes (cambio de posición, medicamentos, aumento de la práctica, el aumento en juego, el cambio en la marcha atlética, el cambio en posición de reproducción)

El principal método diagnóstico es lo palpación del tendón, que se puede hacer colocando el brazo hacia atrás y adosado al cuerpo. Esta posición resulta dolorosa cuando existe una tendinitis

Se deben palpar las articulaciones, tendones y prominencias óseas.

Tratamiento:

  • Los objetivos de tratamiento de la fase aguda son aliviar el dolor y la inflamación, prevenir la atrofia muscular, sin exacerbación, restablecer un rango de movimiento sin dolor.
  • Se debe recomendar al paciente un período de reposo activo, eliminando cualquier actividad que pueda causar un aumento de los síntomas.
  • Los ejercicios de movilidad pueden incluir ejercicios de péndulo.
  • Los ejercicios de fortalecimiento deben ser isométricos, trabajando en los rotadores externos, rotadores internos, bíceps, deltoides, y estabilizadores de la escápula (romboides, trapecio, serrato anterior, dorsal ancho y pectoral mayor).
  • Ejercicios dirigidos a los músculos del manguito rotador son extremadamente importantes.

Retorno al juego o al trabajo:

El retorno a las actividades laborales o deportivas se restringe hasta que se restablece el rango completo de movimiento sin dolor tanto el relacionado con el descanso como con la actividad. La evaluación de la fuerza debe ser del 90% en comparación con el lado sano. La reanudación de actividades se completa poco a poco, primero durante el entrenamiento, para desarrollar resistencia, trabajar en la modificación de técnica/mecanismos, y simular una situación de juego.

Los pacientes deben estar libres de síntomas.

Para prevenir la recurrencia, el paciente debe continuar con ejercicios de flexibilidad y de fortalecimiento después de regresar a las actividades deportivas.

Prevención:

La prevención primaria debe ser considerada como una parte integral del tratamiento de la tendinitis del manguito rotador. Educar a los pacientes en el riesgo que pueden evitar el desarrollo de la tendinitis del manguito rotador. Los atletas, particularmente los involucrados en el lanzamiento y los deportes que implican acciones por arriba de la cabeza, y los trabajadores con el estrés repetitivo sobre el hombro deben ser instruidos en las técnicas de calentamiento, las técnicas específicas de fortalecimiento, y los signos precoces de alerta de pinzamiento.

Pronóstico:

En general, el pronóstico es bueno, el 60-90% de los pacientes mejoran y están libres de síntomas con el tratamiento conservador durante 15 o 20 días.

 

Marco Milo

Marco Milo, 27 años, Estadounidense, Kinesiólogo capacitado en la rehabilitación deportiva, neurológica y reumática como también en el ámbito de la estética. Graduado de la Universidad de Mendoza. Soy dueño y fundador de Gema Kinesiología en la ciudad de San Rafael, lugar donde me crié y viví casi toda mi vida. Estoy muy avocado en ayudar a las personas en su proceso de rehabilitación para que puedan salir adelante y tener una mejor calidad de vida. ¿Mi motivación? El Crossfit y la música. Me gusta viajar, conocer nuevos lugares y mantenerme informado sobre las nuevas técnicas de tratamiento para rehabilitar a mis pacientes.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar