Hoy conocemos a "Gummi´samigurumis", tejidos a mano en crochet

 

Hoy la mirada es la de Gisela Martinelli, una joven mujer de 25 años de San Rafael, Licenciada en Recursos Humanos y también en Administración de Empresas. Amante de todo lo relacionado con el arte. Ese amor la llevó en Enero de 2012, cuando aún era estudiante, a darle vida a “Gummi´samigurumis”, un emprendimiento local relacionado con la elaboración de productos tejidos a mano en crochet.

El nombre “amigurumi” significa peluche tejido, y es una técnica de origen japonés que propone alimentar el espíritu del niño que todos llevamos dentro. Según la costumbre, cada amigurumi posee un “alma” que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

La gama de productos de este emprendimiento abarca souvenirs para eventos, muñecos de apego especiales para bebés, muñecos de dibujos animados, personajes de historietas y películas, gorros, guirnaldas para decoración del hogar, móviles, abrigos de tazas, teteras y mates, alfombras y fundas diversas, entre otros.

Gisela nos ofrece con sus productos, compañía, sonrisas y abrazos. “-De hecho, el slogan que elegí para este emprendimiento es ´abrazos de crochet´”, nos cuenta.

¿Cuándo nació el espíritu emprendedor en vos?

-“Desde chica con mis dos hermanas hemos buscado la manera de ganar algo de dinero por nuestros propios medios, es así que iniciamos diversos emprendimientos que en su momento nos permitieron conocer el valor del trabajo y de la satisfacción de conseguir algo por uno mismo.”

¿Cómo y cuando surgió la idea de lanzar este emprendimiento?

-“Surge a partir de un momento de aburrimiento en vacaciones, cuando intenté probar la técnica del amigurumi, ya que desde chica mi mamá me enseñó a tejer a crochet. Mi hermana más grande me había dicho que probara esta técnica, pero por un motivo u otro no lo había hecho. Ese día probé, hice un conejito y a partir de ahí familiares y amigos empezaron a encargarme. Entonces decidí lanzarlo como emprendimiento, aprovechando que desde el primer momento me sentí feliz haciéndolos.”

Sin socios, con la financiación inicial de su mamá (quien la apoyó en la compra de los primeros ovillos de lana) y sumando calidad y dedicación a cada tejido, esta emprendedora lleva adelante su propósito “-Hasta que el producto no quede perfecto no lo entrego, si es necesario lo desarmo y lo vuelvo a tejer hasta que considere que quedó mejor de lo que podría quedar y está apto para ser entregado a ese cliente, que la mayoría de las veces, lo quiere para regalarlo a alguien especial o para una ocasión que quedará en su memorias para siempre. Yo soy responsable en parte de que eso sea así y soy consciente de ello”, enfatiza.

  

Desde sus comienzos, trabaja ella sola en el emprendimiento. Su familia y pareja han sido sus pilares fundamentales. Reconoce también un gran apoyo de sus amigos y de su círculo social, quienes han hecho publicidad, posibilitando que la conozcan cada vez más personas. Su hermana más chica ha colaborado en las producciones fotográficas de los productos, que podemos encontrar en las redes.

Sin bien no hizo  un plan de negocios para iniciar el emprendimiento, su formación en Gestión de Empresas la ayudó en esos primeros momentos. “-Aprendí a entender el mercado, a manejar los tiempos y recursos, a conocer a los clientes actuales y potenciales, así como también el uso del marketing y la publicidad para dar a conocer el emprendimiento y los productos”, agrega.

¿Nos podés nombrar tres cosas que marquen la diferencia en tu emprendimiento?

-“Todo lo que hago es a pedido del cliente, según sus gustos y preferencias. Cada tejido está lleno de amor. Hay en ellos mucha dedicación y materiales de primera calidad.”

¿De qué nos perderíamos si hoy cerrara tu emprendimiento?

-“De la posibilidad de adquirir productos que hacen feliz al corazón, de regalarse y regalar objetos únicos y diferentes.”

¿Cuál es el motivo principal que te llevó a emprender? ¿Qué has logrado hasta ahora y qué te falta lograr?

-“El principal motivo fue poder aprovechar mi hobbie, que vi que tuvo buen recibimiento en la gente, y poder trabajar desde casa, administrando mis tiempos y dejando volar mi creatividad e imaginación. Eso fue lo que más me motivó. Disfruto de tejer, puedo decir que realmente me hace feliz. Hasta ahora he logrado posicionarme en San Rafael, de hecho fui pionera de la técnica amigurumi acá. He realizado productos para otras provincias, e incluso algunos de “mis gummis” han viajado a Chile, Europa y Australia a encontrarse con sus dueños.”

Realiza las ventas, en su mayoría, a través de las redes sociales. Utiliza herramientas como las tarjetas personales, que distribuye entre sus círculos. Reconoce al “boca a boca” y a las recomendaciones, como grandes elementos de promoción. Participa en ferias y eventos cada vez que la invitan y sus tiempos se lo permiten, “-han sido lugares en donde mi emprendimiento se ha dado a conocer a muchas personas y a partir de allí he sumado clientes que eligen los gummis una y otra vez.”

¿Hay alguna receta para tener éxito como emprendedor? ¿Qué crees que impulsa o le da combustible a esa persona?

-“Las propuestas innovadoras creo que son fundamentales, pero además el salir de la zona de confort y poner todo el entusiasmo y dedicación en una idea. Para mí la clave está en amar lo que se hace e intentarlo una y otra vez hasta lograrlo. La visión de futuro también es fundamental, y el inspirar a otras personas es lo mejor que un emprendedor puede hacer. Pienso que el combustible está en la creatividad, en las ganas de hacer la diferencia, en el aprovechar un talento innato o desarrollado y explotarlo, en correr el riego.”

¿Qué tipos de dudas creés que se repiten entre los emprendedores? ¿y de problemas?

-“Dudas con respecto a los segmentos de mercado, si abarcar todos o segmentar. Muchas veces, como dice el dicho, ´quien mucho abarca poco aprieta´, entonces se termina desatendiendo a clientes. También como problema veo el tema de las copias y la falta de originalidad en algunas personas, que al ver lo que uno hace, le copian e incluso ofrecen los productos a precios más bajos con la idea de tomar clientes, lo cual genera una competencia desleal que a uno como emprendedor no lo favorece.”

¿Cuál creés que es el papel de los emprendedores en la economía y en la sociedad moderna?

-“Considero que ocupan un rol fundamental y que sin duda crecerá con el paso del tiempo. Los emprendedores inspiran y contagian, muestran que hay otras formas de hacer las cosas, de ganarse la vida, y es ahí donde rompen esquemas y transgreden las normas, en la búsqueda de marcar nuevos caminos. La sociedad moderna tiene una fuerte impronta de los emprendedores que va más allá de su actividad económica, ellos representan sueños hechos realidad y si hay algo que nuestra sociedad necesita es soñar y saber que esos sueños pueden concretarse con esfuerzo, convicción y optimismo. Su valor es incalculable.”

¡Vaya palabras para cerrar la entrevista! Sin duda Gisela hace todo lo que nos dijo en la respuesta anterior. Su entusiasmo contagia. Concluímos con su frase preferida, de Mahatma Gandhi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

Te invito a que veas los productos de esta emprendedora y contactes con ella en:

Si tenés un emprendimiento, y querés contarnos tu experiencia, escribinos a ojosdecafeweb@ojosdecafe.com

 

Diego Hernán Pagliano

39 años, Contador Público Nacional, Licenciado en Administración y Profesor de Grado Universitario en Ciencias Económicas. Docente de la Universidad Nacional de Cuyo. Capacitador y papá. Acá vas a encontrar una visión actual del mundo de los emprendimientos, en tu idioma.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar