Qué es la educación integral

 

Pareciera un término nuevo hablar de una educación integral, pero no lo es. Las escuelas siempre han dirigido la atención a la educación de nuestro intelecto, como si lo único que hay que educar fuera este aspecto.

Ahora ha resurgido, y está en boca de todos, el término de educación integral, que apunta a la educación del ser humano en forma íntegra, abarcando no solo el aspecto intelectual, sino las emociones y todo lo relacionado con el movimiento, buscando un equilibrio perdido por el abuso de una educación dirigida exclusivamente al intelecto.

Hoy es común encontrarse con bibliografía que habla de inteligencias múltiples, inteligencia emocional o inteligencia motriz, haciéndonos reflexionar si ser inteligente está relacionado solo con el intelecto del ser humano o que esta palabra INTELIGENCIA requiere de una mirada más íntegra de la persona.

Poniendo un poco de voluntad realicemos un viaje imaginario al pasado, a la época de oro de la Antigua Grecia, y nos encontramos con Platón y/o Aristóteles, contándoles y hablándoles de la Educación Integral que queremos implementar en la época en que nos encontramos. Imaginemos qué preguntas nos podrían hacer estos grandes Filósofos: ¿Existe otra educación que no sea integral? ¿Hace falta agregarle integral a la palabra Educación o es íntegra por naturaleza? ¿Hemos avanzado como humanidad en el tiempo si se preguntan sobre educación integral? ¿Entienden lo que es avanzar como humanidad?

Es muy difícil lograr una correcta educación cuando se deja de lado algunos de estos tres aspectos que forman al ser humano: Pensamientos - Emociones - Movimientos.

Si solo le damos importancia al pensamiento, a la parte intelectual, como lo hacen la mayoría de las escuelas, dejando de lado las otras dos, emoción y movimiento, producimos un gran daño a la mayoría de los educandos que traen por su naturaleza desarrollado más la parte emocional o motriz, y quedan disminuidos por no tener una facilidad en lo relacionado al intelecto.

Como dijimos en el párrafo anterior por naturaleza los seres humanos somos diferentes unos de otros, somos individuos y no especies como los animales, y no todos traemos desarrollado estos tres aspectos de la misma forma, pero no por eso uno es mejor que otro, como lo hace creer las escuela con aquellas personas que traen desarrollado el intelecto.

Un gran daño ocasiona esto de buscar la igualdad en la educación, somos individuos diferentes, no podemos buscar la igualdad sino que debemos buscar complementarnos con los demás. La igualdad repele, destruye, genera conflicto y desune, en cambio la Diversidad es Unidad.

Vale la pena reflexionar sobre el rol que ocupa la Escuela en la sociedad y los problemas que ocasiona en la manera que hoy se encuentra. Vale la pena reflexionar sobre la Educación que hoy se brinda en las escuelas. ¿Se busca la igualdad en la escuela? ¿Está bien que aprendamos todos lo mismo? ¿Se respeta la diversidad en la escuela? ¿Se ve reflejada la unidad en la sociedad debido al respeto de la diversidad? ¿Entendemos el término diversidad desde el punto de vista de individuo?

Si no buscamos una educación integral en la cual comprendamos la necesidad de un equilibrio y un correlato entre nuestros Pensamientos, Sentimientos y Acciones, y las escuelas solo se sigan ocupando del desarrollo del intelecto, difícilmente revirtamos los problemas que tenemos como sociedad.

Es importante y necesario preguntarnos ¿Qué es lo que nos pasa? pero con ojos críticos. ¿Qué es lo que nos pasa como individuos? ¿Qué es lo que nos pasa como sociedad? Y empezar a hacernos cargo de que lo que nos pasa es culpa nuestra y no de los demás. Pero si no nos damos un espacio para la reflexión, para preguntarnos el porqué de las cosas y para mirarnos hacia dentro, difícil logremos volver a una educación integral, o mejor dicho…

… a una verdadera educación

Roberto Senarega

34 años, Interesado en la Educación y apasionado por encontrar el porqué de las cosas. Amo a mis hijos y a mi señora. Sueño con la utopía de un mundo mejor. Creo en que las soluciones se logran erradicando los problemas de raíz. Agradezco haber encontrado el camino de la meditación. Y como me dijo una vez una querida amiga: “Beto, para vos tu vida es como si fuera un cuento”. Ahhhh me olvidaba, me recibí de Contador público nacional y después de profesor.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar