Leído y no leído

 

Millones de libros hay en el mundo, cada uno tiene algo especial. Pero ahí aparecen los críticos, los comentaristas de libros, de portadas, de ideas, de autores, en fin, aquellos que son capaces de crear una idea y viralizarla en contra del libro.

Su poder de palabra es tan inmensa que algunos lectores son capaces de creerla, son capaces de opinar igual o peor que quien tiró la idea, pero…  ¿Por qué lo hacemos? ¿Cuál es el fin? Opinamos sobre las  tapas de los libros, sobre su contenido o sobre su autor, sin conocerlo o solamente nos dejamos llevar por ideas negativas.

Desde mi lugar, debo reconocer que hace poco me pasó, me negaba rotundamente a leer un libro, me deje llevar por la imagen negativa del autor, por el peso que tuvo en la historia. Hasta que decidí leerlo y me llevé una sorpresa, me terminé enganchando con el libro, debo admitirlo, tal vez, es un libro extenso, con mucha historia detrás, pero hasta que lo leí el panorama se me cambió, mi punto de vista es distinto de aquellos que me comentaron cosas del libro negativamente. Pero tengamos en cuenta algo,  nuestra lectura es la que vale, no podemos dejarnos llevar por los comentarios perjudiciales de aquellos que leyeron o no a tal libro y no les gustó. Cada uno interpreta las obras a su manera, cada uno está de acuerdo con el autor como decide acabar las historias de sus personajes. De cincos personas, tres, no están conformes con que los personajes mueran, las otras dos opinan distintos, pero no amerita que hablemos descuidadamente del libro sino todo lo contrario, debemos recomendar libros con buenos argumentos.

Esto de criticar los libros por su portada lo veo innecesario. La portada se puede o no relacionar con el contenido del mismo, nos puede anticipar de qué tratará o simplemente acompaña al título.

Seamos críticos de nuestras propias lecturas, seamos críticos de nuestras propias portadas, y sepamos recomendar con argumentos positivos aquellos libros que nos gustaron o tal vez no, pero no digamos que un libro es malo, sino disfracemos esa opinión en algún comentario constructivo.

¿Te animás?

Quique Arriaza

Tengo 24 años, todos me conocen como Quique. Estudiante de lengua y literatura. Profesor de lengua hace dos años. Me apasiona leer, colecciono la revista cultural Ñ, y si visito una librería debo salir con un libro. Los libros son una gran parte de mi vida ya que nací y crecí al lado de una biblioteca. Aún conservo mi primer libro de cuentos. Me preocupa saber que hay libros que no se han leído aún. Me gusta el cine independiente, la fotografía, la natación y apreciar los atardeceres. En relación con las redes sociales soy muy activo, siempre interactúo por esos medios. Me gusta viajar y conocer las culturas, siempre acompañado de música y claro, de libros. ¿Ya dije mi pasión por los libros?

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar