Entrevista a Alejandra García por Quique Arriaza

 

La tarde del sábado estaba ideal para quedarse en casa, tomando una taza de chocolate caliente pero no fue así. Coordine con Alejandra una entrevista para que me contara sobre el próximo taller de “cuenta cuento” que llevará a cabo Claudio Ledesma en San Rafael.


Alejandra de 45 años, es profesora de Lengua y literatura. Madre de dos hijos excelente. Recuerda aún aquellas narraciones que les hacía:

-“tengo muchos recuerdos con mis hijos, Nicolás (24) y Tomás (22) y desde chicos les contaba de los cuentos tradiciones, en cualquier momento del día. Recuerdo que hacíamos noches de películas, y después volvíamos a momentos de ellas, las hablábamos, qué habían pensado, qué les parecía. Luego la volvíamos a contar. Desde cantar, cantábamos. Ellos me pedían cuentos, uno me pedía la historia de El Rey Arturo y el otro me pedía la de Caperucita, pero más que nada por la imagen del lobo, por como él se lo imaginaba, porque le generaba mucho miedo, habían veces que debía saltear esa parte, después le empezó a encantar Tim Burton, las historias, de él, aunque mucho me sorprendía como le gustaba todo eso mágico. Nicolás, con todo el mundo mágico, como el de Harry Potter, que particularmente inicia con la saga con sus once años como el personaje. Me parecía tan increíble todo lo que sucedía en la historia”.

 

 

 

Lo que nos interesa  en cierta manera es el taller “Cuenta Cuento” a cargo del narrador Claudio Ledesma y se realizará en las inmediaciones del Colegio del Carmen. Ella nos cuenta que conoce al narrador Ledesma por varias páginas que hay en las redes y en la feria de literatura juvenil se cruzan en Buenos Aires:

-“Claudio, con café de por medio, me propone combinar algunas fechas para septiembre/octubre, no solo uno sino dos o tres talleres”.

 

 Son tres talleres diferentes pero que entre ellos tenga una relación. El precio del taller es de $100 por cada uno, con certificados. Se realizará desde el 18 de octubre hasta el 20 del mismo mes, en las inmediaciones del Colegio del Carmen. Los horarios son de 18 a 21 horas. Las inscripciones están abiertas por mesa de entrada del colegio.

 

-“El taller está destinado a alumnos de nivel terciario y universitario, los que obviamente se pueden llegar a entusiasmar más son los de las carreras de literatura, comunicación social, los de dramaturgias  y para profesionales en general, entre otros.

Lo más probables que concurran gente de los profesorados de Malargüe, Mendoza.  La idea es que San Rafael tenga una participación activa en todo el ámbito provincial.

 

 

Este tipo de taller se lleva a cabo porque he alcanzado a ver, en el profesorado, en el colegio, lo que veo en las escuelas secundarias, lo que puedo llegar a ver cuando hago un tipo de observación en los jardines maternales, uno nota que falta el tema del desenvolvimiento  y el compromiso con la narración, no solamente narramos  cuando contamos un cuento, también cuando contamos  historias, cuando damos matemática, cuando le cantamos a los chicos, cuando contamos una anécdota, algo que sucedió en el día, entonces a veces las miradas son diferentes”.

Mencionas las palabras cantar y  contar ¿Qué es para vos cantar/contar?

“La palabra cantar, contar me remite a lo mágico, porque son las historias que más consumo, a partir de ese mundo, creemos de otra manera, es como una evasión, nos conformamos de otra manera, creemos, podemos tener fe, esperanza, nos hace creedores de algo que no vemos pero puede suceder. Nos convierte en mágicos también, tener buena esencia, energía a la hora de transmitir”

 

-¿Qué pensas de los juglares, ¿Fueron buenos narradores?

-“creo que sí, porque si no, no nos hubieran llegado a nuestra época y que nos sigan gustando. Al menos a la mayoría. Si hay un público que no le gusta, es porque no ha sabido escuchar de boca de quien lo sabe contar.  Estos poetas han sentido un poco de esto mágico y de estas ganas de contar algo cantándolo, buscar el arte, decir las cosas de una manera diferente que es lo que nos transforma en lo que somos.  En la calidez de cómo se transmite las cosas, me ha pasado estar con ingenieros, es inevitable contar una anécdota, contar una ejemplificación,  de algún libro, de alguna cuestión y ellos mismos se empiezan a enganchar de una manera diferente, desde algún punto, todos escuchamos música, todos hemos cantado una nana, una canción de cuna, arrullar a alguien, contar algún cuento a un sobrino,  a un hijo, o a ellos mismos le han contado algo. Es inevitable que elijamos la carrera que elijamos no nos influya esto de la literatura, la palabra ficcional. Ficción/realidad, realidad/ficción esta todo el tiempo simultáneamente haciendo contacto”

 

Mucha gente entraba y salía del lugar, mucha gente pasaba por la vereda y nosotros seguíamos tomando café y  hablando  de libros, de autores, de escritores y de cosas ya olvidadas, elementos que no perduran y que han perdido matices, una de ella fue la palabra, el valor de ella, y esto nos decía Ale:

-“Convencida que debe volver, tenemos que volver a eso. Me parece que si nos vamos a comunicar, justamente que el lazo sea esto, la literatura, el contar y el cantarnos cosas, el ánimo cambia, e inclusive las confrontaciones diferentes, discutir o hablar con altura, la palabra es fundamental si no hablamos, inclusive el silencio tiene palabras. Hace un buen tiempo atrás, cuando yo era chica, me acuerdo que mamá nos mandaba a la despensa con la libreta del carnicero, y nos anotaban lo que sacábamos o sea, era la palabra de la persona y al día siguiente iba y se le pagaba como fuere, y eso, hoy por hoy, no lo hacemos más allá que nos conozcamos. Hay una desconfianza como tal y lo vemos a diario. Volvamos a la palabra como prometida, la palabra como esperanzadora, como comunicadora, como creadora”

 

 

 

Y para cerrar tocamos un tema fuerte e interesante, una charla larga sobre Harry Potter nos llevó a puerto para poder realizar la pregunta, que tal vez, siempre me termina interesando más. El papel de la mujer en la literatura, ¿cómo lo ves? ¿Es importante?

-“Me parece fantástico, porque es tener voz, creo que a lo largo del tiempo, las mujeres han hecho un gran esfuerzo y han tenido su voz. Si bien, a muchas le ha costado la vida, o tener que renunciar como es el caso de Sor Juana. Volviendo a los cuentos tradicionales, La Sirenita, no entrega cualquier cosa a cambio del gran amor, la bruja del mal le pide la voz, y en la voz está incluido todo, poder expresarse, poder cantar, poder decir quién era, es la identidad, quien soy. Las mujeres en este siglo, están dando mucho que hablar en cuento  a lo que decir y hacer. Es fundamental, no podemos prescindir justamente de la voz, de la voz de las mujeres, más que nada por la mirada, ya que es distinta y no menos fortalecida o batalladora y eso da prueba las grandes escritoras que tenemos”.

 

TALLER CUENTA CUENTO:

 FECHA: 18-19-20 DE OCTUBRE.

LUGAR: COLEGIO DEL CARMEN.

VALOR: $100 (POR TALLER)

INSCRIPCIONES ABIERTAS POR MESA DE ENTRADA DEL COLEGIO.

DISERTANTE: CLAUDIO LEDESMA.

 

Quique Arriaza

Tengo 24 años, todos me conocen como Quique. Estudiante de lengua y literatura. Profesor de lengua hace dos años. Me apasiona leer, colecciono la revista cultural Ñ, y si visito una librería debo salir con un libro. Los libros son una gran parte de mi vida ya que nací y crecí al lado de una biblioteca. Aún conservo mi primer libro de cuentos. Me preocupa saber que hay libros que no se han leído aún. Me gusta el cine independiente, la fotografía, la natación y apreciar los atardeceres. En relación con las redes sociales soy muy activo, siempre interactúo por esos medios. Me gusta viajar y conocer las culturas, siempre acompañado de música y claro, de libros. ¿Ya dije mi pasión por los libros?

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar