¿Por qué el día del lector un 24 de agosto?

 

Hace poco se celebró el día del lector, en conmemoración al nacimiento de Jorges Luis Borges. Pero ¿por qué este día?

Se preguntarán porqué en cada artículo que realizo, hay preguntas, no quiero que piensen que ando cuestionando todo por ahí, sino que gracias a las preguntas logro tener el objetivo que quiero, llegar a ustedes con pequeños enunciados cargados de argumentos verídicos.

¿Por qué Borges? ¿Por qué se celebra el día del lector un 24 de agosto y no un 23 de abril? Como dice en el primer párrafo, en homenaje al natalicio de quien fue unos de los principales referentes de la literatura argentina, y que hoy en día, sus obras perduran, el apellido del talentoso escritor tiene un gran peso en la historia de las letras.

Borges, quien fue muy reconocido a nivel mundial, nacía un 24 de agosto de 1899 en la ciudad de Buenos Aires, su padre era abogado y su madre una mujer llena de sensibilidad, ambos descendiente de hombres que lucharon por la independencia argentina. Su rol o mejor dicho, su participación en la literatura argentina aparece en 1921 donde se propone a renovar tres campos: la temática, el lenguaje y la combinatoria. Pero no quiero hacer un estudio de Borges ni de su vasta literatura, sino de la importancia de este día.

La celebración de este día fue un proyecto, el cual fue presentado en el senado y aprobado por ambas cámaras con el fin de incentivar, promulgar y difundir más el hábito a la lectura, el contacto con los libros, con historias, cuentos, novelas, y la lista sigue pero lo importante es leer, pero no leer por leer, no leer por obligación del profesor de literatura o porque la mamá nos dice. Sino leer por placer, leer por el goce estético que nos produce tomar un libro, tocar sus hojas, olerlo, sentir su tapa entre nuestros dedos y… ¡¡uff!! Cuánto más puedo describir cuando leemos y ni hablar de las emociones internas que nos produce una vez metido en plena lectura. Dejo aquí su inquietud.

Soy un lector desde pequeño, tuve la oportunidad de crecer al lado de una biblioteca y en casa siempre había (hay) libros. Saquen sus conclusiones al respecto, y leí una vez un cuento de Borges, el libro es de mi papá y después de mucho tiempo, lo encontré y lo volví a leer, perdón, lo volví a releer pero desde otra mirada y comprendí lo que Borges dijo a sus alumnos “si el libro no produce placer hay que dejarlo… “

Concluyendo, me excedí de lo permitido pero hablar de Borges no tiene límite y nunca lo habrá. Feliz día a los lectores y feliz día para quienes de a poco se insertan en el mundo de las letras y sus lecturas.

Por Enrique Arriaza

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar