Las Pelotas en Mendoza, curando heridas a través del tiempo

 

Los años 90´, fueron una gran fábrica de bandas nacionales de rock, ese género tan puro, representativo y popular en nuestro país. Decenas y decenas de grupos, que dieron auge a la explosión musical que hoy en día, se sigue disfrutando.

Y Las Pelotas, es un claro ejemplo de la vigencia, aún con el paso de los años, de las transformaciones internas y del cambio generacional de sus seguidores, el sexteto liderado por el noble Germán Daffunchio, deja el alma en cada recital, para que el público se vaya con un poco más de amor en sus venas.

Sábado 15 de octubre, pasadas las nueve y media, el Auditorio Ángel Bustelo fue testigo de la gira pelotera en el marco de la presentación del undécimo disco, “Brindando por nada” curioso nombre que nos obliga a levantar las copas por un nuevo trabajo discográfico, que sigue la línea del disco anterior.

Dos horas de show, una lista con 30 canciones de todos los tiempos, incluso con un cierre inesperado pero muy emotivo con “Mañana en el Abasto”, ícono de Sumo, aquella banda en la cual Germán dio sus primeros pasos en este mundo mágico.

“Saben” fue el puntapié inicial, seguido por una de las canciones que forman parte del último trabajo “El amor hace falta” y así continuó una lista que incluyó clásicos como “Personalmente”, “Como se curan las heridas”, “Bombachitas rosas” y “Sin hilo”, tema para el cual invitaron al cantante de la banda mendocina Bela Lugosi.

Un recital emotivo, un recital lleno de amor, en la gente, en los músicos, en el aire que se respiró. La madurez llega con el paso del tiempo y muchas veces se traduce en el mensaje que cada banda quiere dar. Sentimientos cruzados, y si bien la ausencia de Sokol siempre es reflejada en los fanáticos, Las Pelotas, hoy, tiene su propio estilo, tal vez diferente al de aquellos recitales explosivos, pero no se puede negar que musicalmente, saben que es lo que están haciendo y cómo lo quieren hacer.

Son seis, cada uno aporta tanto, que hacen la suma de un todo. No hay banda sin Gabriela y su bajo, no hay “Personalmente” sin el tecladista Schachtel, no hay “Capitán América” sin el multifacético Alejandro “Pollo” Gómez.

Las Pelotas, una historia de amor y desamores, una banda que supo dejar ir al “Bocha” y convivir con el eterno resplandor de Luca. Un Daffunchio que tomó las riendas y lo hizo muy bien, porque se animó a jugar con los fantasmas de aquellas pérdidas humanas irremplazables, que claro, terminaron doliendo mucho más al músico que a sus fans, pero ellos son quienes rezan por su recuerdo a viva voz.

Activos, por todo el escenario, incluso Gabriela bajando del mismo para acercarse aún más a su público. Agradecidos de Mendoza, lugar que siempre los recibe con cariño, provincia donde disfrutan mucho de sus shows, tal como Schachtel lo comentó en la nota con Ojos de Café.

Hay futuro, hay esperanzas, la banda está vigente y seguramente volverá a la provincia pronto. Mientras tanto, el Bustelo se colmó con más de 2000 almas de todas las edades. Mientras tanto, la música tiene su grito de gloria, su grito de corazón, porque el amor, realmente hace falta.

 

Listado de temas:

Saben

El amor hace falta

Que podés dar?

Tormenta en Júpiter

Algún día será mejor

Victimas del cielo

Como se curan las heridas

Siempre estará

Personalmente

No me acompañes

Era

Pasajeros

Será por ti

Como una estrella

Que estés sonriendo

Si supieras

Hawaii

Hasta el fondo del río

Escondido bajo el brazo

Bombachitas rosas

Blanca Nieves

Dime

Se puede romper

Esperando el milagro

Quizás no puedas

Ya no estás

Sin hilo

Uva uva

Capitán América

Mañana en el abasto

Fotos y crónica: Martín Falcone

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar