A.N.I.M.A.L encendió el poder metalero del alma

 

El metal argentino tiene sus orígenes en la década del setenta. Bandas como Manal, Pappo´s Blues comenzaron un camino que ha despertado una andar pasional y sumamente fiel entre los seguidores de un estilo que agrupa cientos de músicos de primera calidad.

Es lógico que con el paso del tiempo este género, ha ido cambiando, pero el sentimiento parece permanecer intacto, o al menos eso se vivió con A.N.I.M.A.L en San Rafael.

Sábado por la noche, el Centro Cultural Argentino recibió una visita muy esperada, la banda de Andrés Giménez se presentó por primera vez en nuestra ciudad y con una sala repleta de personas, se encendieron los gritos del poder latino, de la revolución sonora. Un escenario impresionante montado para estar acorde a las exigencias musicales que por esencia el trío power merece. Luces que explotaron al compás de la batería… básicamente, todo pensado para consolidar una noche perfecta.

Jóvenes y otros no tanto, niños, mujeres, padres, todos con un mismo pretexto, sentir la fuerza de tres instrumentos que hacen a un todo.

Un show que se pudo concretar gracias al trabajo de Suena producciones, que funcionó de principio a fin, como habitualmente lo ha hecho en los trabajos anteriores. Es, sin dudas, de suma importante contar con personas que trabajan con mucho esfuerzo para conseguir los objetivos y poder así, ser plaza de un estándar altísimo de músicos, tales como los tres miembros de A.N.I.M.A.L.

Dos bandas soporte, dos bandas de origen nuestro que dieron apertura a tres horas de espectáculo. Killshot, un proyecto con seis años de vida y mucha pasión por el metal, conformada por Martín y Hugo Montaña en bajo y batería respectivamente, Bruno Hernández y Fede Franco en guitarras y Franky, el líder que desde el 2015 es acompañado por los músicos anteriormente nombrados. Clase 81, trío eterno que desde el 2006 cuenta con su primer disco oficial, Q.E.P.D. Un grupo legendario de San Rafael, con más de 15 años de trayectoria siendo pioneros de lo que hoy escuchamos en los jóvenes. Franko Dolcemascolo, Sebastián Flores y Pablo Oviedo, tres músicos talentosos que se confirman cada vez que suben al escenario.

Y luego llegó el turno de Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar, o simplemente A.N.I.M.A.L, eterno resplandor de una mente brillante, cómo la de Giménez, un místico músico del Heavy Argentino.

Toda la potencia que se ve en el escenario, es parte de una religión musical, que parece difícil de entender cuando se conversa con cualquiera de los tres miembros, quienes con tranquilidad se preparan para subir al escenario. Volvieron a subirse al escenario el año pasado, con Cristian Lapolla y Marcelo Castro ocupando la batería, volvieron a llenar espacios, tal como sucedió en nuestra ciudad.

No es necesario explicar el género, el sentimiento, pero menos que necesario, es tratar de expresarlo en palabras, porque sólo se vive formando parte del terremoto. Pogo tema tras tema y cabezas revoleándose a ritmo y efervescencia.

A.N.I.M.A.L llegó para quedarse, en cada fanático, en cada grito de canción. Hubo tiempo para las fotos, para los abrazos, para los saludos, porque entienden la importancia que tiene el rol que cumplen en cada seguidor. Un rol natural, dado por algo fuertísimo como es ser un metalero de raíz.

Dos horas de música, clásicos infinitos de viejos discos y temas que están por presentarse en su nuevo disco, un repertorio pensado para disfrutar. Un sonido impactante y demoledor, un escenario prácticamente nunca antes visto en la Biblioteca y todos los condimentos necesarios, para dejar en claro, que el heavy pisa fuerte en San Rafael. Y lo volverá a hacer.

Por Martín Falcone

Fotos: Ramiro Rivas

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar