Submarino, el colectivo de solistas mendocinos que se proyecta desde la capital del país

 

Cuando abrimos la ventana y los pájaros cantan, escuchamos música. Cuando entramos al bar, hay música, incluso cuando aplaudimos generamos tiempos y espacios, en fin, mas música.

La música nos rodea constantemente, es un campo tan amplio que resulta infinito. Hay música en Ushuaia y en Alaska, en Nueva  Zelanda y en España, se puede decir que es una lengua aparte. En ingles, para referirse a tocar un instrumento, se utiliza el verbo “play”, que significa jugar, jugar a la guitarra, jugar con la música. Si analizamos el concepto, supone vincularse con la música de la manera en la que lo haría un niño, en un disfrute pleno.

 

ESCUCHÁ SU MÚSICA ACA

 

Así nació Submarino, jugando; pero cuando uno decide sentarse a escuchar el EP, se da cuenta que a esa mezcla de juego y disfrute se le agrega un ingrediente más, talento.

Leo Costa, quien encontró “la punta del hilito” de este proyecto, junto con dos amigos más, conversó con Ojos de Café. “Ensayando para tocar en el casamiento de Juan Gonella, un colega y guitarrista mendocino, junto con Pablo Di Nardo y Juan Farre, tuve la idea de cantar y hacer eso más seguido. Vi como las voces se armaban solas, las terceras, las quintas, fue un flash. Así fue como el proyecto empezó a tomar forma.

“Lo que nos une es la canción. Todos venimos(o vamos) del rock de algún modo”, Leo Costa.

 

Por el 2013 se creó este Submarino, en el que hoy viajan Juan Farre, Migo Scalone, Pablo Di Nardo y Leandro Lacerna y Leo Costa, cinco mendocinos que se radicaron en la capital del país y desde ahí proyectan su música. Cada uno de los artistas tiene sus proyectos, lo que hace que Submarino sea itinerante, “nos juntamos a hacer música, porque a tomar vino nos juntamos bastante seguido, cuando nos lleva el viento”, dijo Costa entre risas. Luego del primer EP y varias giras, durante el2015 y 2016, se tomaron un tiempo. “Hoy estamos contentos de dar a luz Submarino en la Siesta”.

En el Submarino, cada artista es productor y director artístico de su tema, todos cantan y los roles en cuanto a instrumentos, van cambiando, pueden pasar de la guitarra al piano y del piano al bajo.

La libertad y la soltura con la que se desenvuelven hacen a la peculiaridad y particularidad de sus canciones, las cuales dejan escuchar entre sus acordes el ruido de la ciudad traducido en sintetizadores que hacen a la linealidad y toque del disco. Son cinco voces en la banda y esto hace que vaya cambiando el “frontman”. “En el escenario (tal como fuera de escena) hay caos, tal vez eso no sea muy común, pero es lo que nos mantiene creando”, agregó Costa.

El EP fue presentado en julio de este año y consiste en canciones elegidas por cada uno de los artistas y compuestas específicamente para este material.

Hoy, el presente de la banda está en Submarino en la Siesta, en jugar con música y poder disfrutar y vivir el presente, después el viento dirá. Por lo pronto el 18 de agosto la banda toca en Ladran Sancho, capital Federal.

 

¿Cómo resulta aunar realidades y amistades en el Submarino?

“Es hermoso, primero somos amigos, después colegas que compartimos un proyecto, por eso, siempre es lindo juntarnos. Y sí, a veces la cosa no toma un rumbo profesional porque preferimos debatir largas charlas sin conclusión alguna mientras bebemos vino o cerveza”, respondió Lacerna riendo.

 

Una canción y una historia

“Me gusta ‘Al borde de la mesa’, de Lacerna, por el hecho de que el título ya demuestra el cariño y la atracción artística que nos une. Apenas llegué a Bs As, escuchaba todo el día el disco de Farre y de Di Nardo, aun no los conocía personalmente pero ya era fan de sus canciones, y creo que en cierto modo es mutuo entre todos. Para los que no saben, ‘Al borde de la mesa’, es el título del tema de Lacerna, pero es extraído -consciente o inconscientemente- de la canción de Farré, ‘Poné un toque de amor’, la cual empieza y termina con la frase, "vengo con el corazón, al borde de la mesa".

Con la música como combustible que mueve el motor del Submarino, los cuatro artistas tienen ganas de seguir jugando con música y concretar proyectos. Piensan girar el EP, quizás dentro de poco podamos verlos por San Rafael.

 

“Los Submarino hacemos nuestra música porque así sale de nuestras entrañas, si después la producimos con una guitarrita sola o con máquinas y sintetizadores da igual, porque en su esencia prima la canción del alma”, Leo Costa.

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar