Federico Zamarbide: La generación nuestra entendió que la política es la herramienta de transformación

 

La política es un mundo de encuentros y desencuentros. Es un terreno no apto para tibios dicen por ahí. Algunos años atrás, se pensaba en hombres experimentados a cargo de funciones públicas de importancia. Hoy, se ha logrado enriquecer esta tarea abriendo puertas a mujeres y jóvenes. Claro que aún falta, pero es importante dar el primer paso.

Una nueva mañana de entrevista en Casa Alvear. Esta vez, el turno es un joven político, que desde chico entendió que la pasión no se puede cambiar ni se debe dejar de lado. Federico Zamarbide tiene 33 años y es el Delegado Zona Sur del Ente Autárquico de Turismo de la Provincia.

“Nací el 3 de diciembre del año ´82, entre el proceso de la dictadura y la democracia” cuenta mirando al recuerdo de aquellos años en donde todo era diferente. “Nací en Vicente López por una consecuencia, mi viejo era el hermano que la familia mandaba de viaje a Buenos Aires a vender vino. El cambio de época es notable en esta historia, porque mi tío abuelo tenía todas hijas mujeres y en aquella época era impensado que la mujer haga ese tipo de trabajo entonces le tocó a mi papá ir para allá”.

“Viví hasta los 9 años porque mi viejo se cansó de que lo robaran, de hecho una vez que volvió a San Rafael, nunca más piso Buenos Aires en su vida. Sus amigos de allá, venían acá a visitarlo” nos dice de alguna manera contando que la ciudad de la furia, lo es desde hace muchos años atrás. Ya en aquella época se buscaba esa paz que reina en San Rafael.

Un hombre joven, así podemos definir a quien tuvo que tomar responsabilidades de vida desde temprano. El destino incontrolable muchas veces nos pone frente a momentos complicados y Federico recuerda a su papá, “yo tenía 21 años cuando mi viejo falleció, estaba estudiando en la universidad Ciencias Políticas, en la Universidad de Cuyo. Apenas terminé de estudiar traté de hacerme cargo de la familia, tengo dos hermanas y por suerte mi vieja le puso todo el “cuerpo” a la situación”.

La pasión es algo innato, no se puede dejar, no se puede olvidar. Y en el caso del referente en turismo de nuestra ciudad, desde muy chico se manifestó su deseo de sumarse a la política, para construir el futuro. “De chico pensaba en esto, veía programas de política a los 11 años, si bien habían pocos, me gustaba verlos”.

La juventud ha ocupado un lugar fundamental en la política y sobre todo en cargos de relevancia. “Creo que la generación nuestra entendió que la política es la herramienta de transformación, más allá de que es un trabajo duro, que la gente lo critica, es la forma de poder cambiar algo” afirma con seguridad, alguien que sabe la oportunidad que tiene y evidentemente, no tiene ganas de descuidarla. El turismo es una actividad fundamental en San Rafael, tanto para el desarrollo económico como para el crecimiento cultural. Vale comentar que el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano, ha renacido en parte por trabajo de Federico, en conjunto con otras personas.

Federico forma parte de La Cantera, que según sus palabras “es un movimiento político formado principalmente por jóvenes del radicalismo, hoy tenemos representantes en casi todos los departamentos de Mendoza, militantes que participan de corazón. Y estoy muy orgulloso de haber contribuido para que los jóvenes se sumen en la política, no como un lugar para conseguir un cargo solamente, sino para construir”. Y recientemente se conformó la mesa política de La Cantera de la cual él forma parte junto a dos dirigentes más, "La mesa se conformó con Daniela García (senadora provincial), quien presentó un proyecto de paridad de género de 50 y 50 en las listas electorales, siendo una de las pocas funcionarias que ha trabajado seriamente en el asunto y Mercedes Fernández Freire (secretaria de la vicegobernadora Montero). Pensemos en lo que es el cambio generacional, hace algunos años nunca se hubiese pensado que una mesa política esté conformada por dos mujeres y un hombre, y esto se debe al trabajo que se ha realizado para lograr la igualdad de géneros”.

Es un joven político, se lo toma pasional y full time, pero no deja de ser joven a la vez, aunque algunas veces, las obligaciones son más que los permitidos. Su compañera de vida, se lo hace saber “mi novia me reta jaja, ella es un pilar en mi vida y algunos días atrás me preguntó “¿hace cuánto que no te divertís?” y es cierto, hace dos meses o más que no me junto a comer un asado con amigos, porque la función ha sido muy dura, pero bueno, uno entiende que hay ciertas cosas que hay que dejar de hacer” cuenta un incansable trabajador que pasó hace algunos años por la Cámara de Comercio y dejó su huella con gran recuerdo en sus compañeros de trabajo.

Rodeado de funcionaros políticos de relevancia, Federico reconoce el grupo que lo acompaña y expresa durante la nota la satisfacción que le genera poder cumplir sus sueños de esta manera. “Estoy muy conforme con el equipo de trabajo, tanto con Lucas Quesada, Gabriela Testa que es una mujer técnicamente solvente y excelente persona, Laura Montero y Alfredo Cornejo, quien yo considero que va a hacer la mejor gobernación desde el año ´83, fueron duros los primeros meses, porque la provincia estaba devastada pero en pocos meses se logró equilibrar las cuentas de la Provincia, reducir el ausentismo docente, tomar medidas concretas en seguridad y salud”.

¿Qué es lo que urge a la Provincia para solucionar? “La seguridad es prioridad, hay un reclamo social muy grande y luego ordenar el Estado para que deje ser de un depósito de personas que quiere ganar algo trabajando poco… Somos resultadistas, queremos mañana ser potencia mundial y eso se aplica en las disciplinas políticas. Pero para construir hay que tener un proceso, en el tiempo. Nos falta visión de largo plazo con acciones concretas en corto plazo. Construir una casa tarda un año, destruirla un solo día, eso pasa en el Estado también, eso hicieron con la provincia”.

Un detalle no menor, es que el funcionario, recalca con firmeza su rechazo a la corrupción en cualquiera de sus formas. Camina por la calle con la espalda limpia y eso le permite expresarse sobre el tema, “soy intolerante con cualquier hecho de corrupción, si recibís 10 pesos de más, ya sos corrupto, hay que desterrar el concepto de la pequeña corrupción, porque es dañina masivamente y muchas veces tiene más impacto que un solo hecho de corrupción grande”. Qué bien le haría al país que todos pudieran decir lo mismo.

La mañana transcurrió entre recuerdos e ideas. Es Federico Zamarbide, un político con quien se puede conversar de igual a igual, con un vocabulario cotidiano pero sin dejar de lado los conocimientos que ha tenido a lo largo de sus años de vida, debido a la capacitación permanente que tiene. La hora de volver al trabajo tocaba la puerta de la conversación, con un cierre nostálgico y motivador, expresó “el reconocimiento de los jóvenes, de quienes participan en los partidos, eso te inyecta energía, uno que no está acá por la plata, necesita de esas cosas”.

Y nos despedimos pidiéndole un mensaje para él mismo, pero con 15 años menos. ¿Qué le dirías a Federico Zamarbide adolescente? Su respuesta… “Le diría que trabaje un poco menos, que salga a correr y que pase más tiempo con la familia”. Nunca es tarde, para vivir, la vida que cada uno desea elegir.

Fotos: Ramiro Rivas

Por Martín Falcone

 

 

Dejanos tu comentario

 

También te puede Interesar